Presbicia

La presbicia se produce a medida que el ojo envejece de forma natural, generalmente a partir de los 40 años: el cristalino pierde su elasticidad y, por lo tanto, ya no puede enfocar adecuadamente objetos a diferentes distancias. Esto hace que leer, especialmente a corta distancia, resulte mucho más difícil. Leer con poca luz resulta muy cansador, los símbolos y el texto en la pantalla del smartphone se ven borrosos y cada vez es más difícil cambiar entre ver de cerca y de lejos. Algunas personas lo perciben antes y otras en edades más avanzadas.

Este defecto refractivo se puede mejorar mediante uso de anteojos, lentes de contacto o mediante cirugía, siempre dependiendo del examen del paciente

Ver todos los problemas visuales